SER DISEÑADOR

 

 

foto_fernando_navia

Ser Diseñador1

Por: Fernando Navia Meyer

Desde los primeros rasgos visuales rupestres trazados por el homo simbolicus de Ernst Cassirer, hace millones de años, hasta la actualidad, la base de la evolución humana es el pensamiento articulado al ojo como una maquinaria que produce conocimiento. Sin embargo, nunca como ahora el conocimiento es tan abrumador, con una tendencia creciente a entornos y objetos inteligentes, basados en el conocimiento y de cuya raíz emerge con fuerza el mensaje visual como interfaz simbólica diseñada, que produce comunicación y cultura entre humanos y humanos con máquinas.

La inclinación global dominante de nuestra época, en todas las esferas de la vida individual y social, está dirigida a lograr más conocimiento a partir del que se posee. En el marco de esta propensión, cada persona o colectivo de personas, en función a su experiencia y cultura se motiva o es motivada a su obtención o no, dependiendo de las condiciones e intereses individuales y sociales, con el consecuente desarrollo y tipo de desarrollo que queremos o imaginamos como personas y grupos.

No existe acción, actividad o tarea que desempeñe persona o sociedad, si no es, sobre la base del conocimiento que tiene, y éste define, en gran medida, su vida y de los demás.

La génesis científica, subsecuente extensión y profusión del concepto sociedad del conocimiento, data el año 1958, en los cerebros del ingeniero electrónico y matemático Claude Shannon, creador de la teoría matemática de la información, Norbert Wiener, matemático, fundador de la cibernética y el filósofo y biólogo Ludwing von Bertalanffy, padre de la teoría de sistemas.

Tríptico cerebral de la morfogénesis de la sociedad tecno-científica, con su instrumento tecnológico central, la computadora, herramienta de archivo y manipulación de datos e información binaria, origen de lo que vendría a llamarse sociedad del conocimiento, concepto utilizado primera vez por el sociólogo Robert Lane, el año 1966, popularizado después por el sociólogo, Daniel Bell, el año 1973 en su libro El advenimiento de la sociedad postindustrial.

No es casual, que sean científicos estadounidenses –Bertalanffy era austriaco– de las matemáticas, sociología, filosofía y biología los creadores de teorías, en universidades norteamericanas, en el país más poderoso del mundo. Sociedad del conocimiento, sociedad de la información, comunicación o sociedad tecno-científica, representan el cambio estructural mundial definido por la considerable importancia del conocimiento, información, comunicación y educación en la economía, política, cultura y sociedad, con su consecuente impacto en nuestra forma de vivir.

En este contexto, el empirismo, el ejercicio ilegal de la profesión, la frivolidad y decoración en diseño en el mercado laboral ya no sirven.

Ser diseñador en este siglo, es antes que nada, formación, educación y preparación formal planificada, sistemática, organizada y moderna en un ámbito de responsabilidad, respeto y ética que atañe nada más y nada menos que al diseño de mensajes visuales para la interacción de los seres humanos en sociedad.

Ser diseñador es una actitud seria y comprometida con la propia disciplina y el respeto a la misma, desde la formación y el consecuente ejercicio profesional en el mercado laboral.

Ser diseñador es implicarse con las necesidades humanas, sociales, culturales y medioambientales.

1. En base al libro Diseñar para el conocimiento, del mismo autor publicado el año 2015 por el Grupo Editorial Design en Bolivia.

 Pagina-19-copiaSe alcanza el conocimiento a través de la mirada.

Fernando Navia Meyer

Es Licenciado en Diseño de la Comunicación Gráfica por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco de México, Master en Comunicación Institucional y Empresarial por la Universidad Complutense de Madrid y Diplomado en Formación por Competencias por la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”

22 años Gerente General de la Empresa Grupo Design, dedicada al diseño, edición e impresión parta centenas de instituciones y empresas nacionales e internacionales.

Editor de la Colección Joan Costa, articulista y fundador con Joan Costa, del primer Anuario Iberoamericano para la Innovación de las Comunicaciones punto doc. Director de la revista Impresión Gráfica.

Autor del libro “Disfunciones iconosemióticas del Escudo de Bolivia” en 2004, “Diseñar para el conocimiento” en 2015 y coautor del libro “Estudio de Contexto del Arte en Bolivia”. Autor de centenas de artículos para diversos medios de comunicación nacionales e internacionales. Docente en varias universidades nacionales, extranjeras y tutor de tesis y proyectos de grado

El año 2010 coordina y desarrolla el Primer Manual de Señalización Vial Humano para la ciudad de La Paz, Bolivia.

Investigador en Diseño Gráfico, Comunicación Visual, Semiótica, Heráldica, Señalización, Señalética y Comunicación Corporativa. Es desde el año 2009 parte de Consejo Científico Internacional de la Revista Internacional “I+Diseño”, asesor académico y docente del Instituto Técnico Superior Atenea.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *